loader image

10 cosas que debes tener en cuenta antes de contratar a una agencia de marketing

En 11 años que tengo trabajando en marketing he visto una constante que raramente cambia: muchas empresas o marcas personales que buscan una agencia de marketing no están 100% preparadas para contratar un servicio de social media marketing.

Que una marca esté preparada para contratar una agencia para que gestione sus redes sociales, no significa únicamente tener el dinero listo para pagar, esto es sólo una parte (y muy importante) sin embargo, no es lo único y para las agencias tampoco es el elemento decisivo que inicia o continúa una relación.

Por eso, decidí recopilar 10 cosas que debes hacer (o saber) antes de contratar a una agencia de marketing para que gestione plataformas digitales y qué se puede hacer para solventar si se tiene algún inconveniente con alguno de estos puntos.

1.- Tener claras las metas de la marca, “¿hacia dónde quieres llegar?”

Definir metas es esencial, de hecho, cuando tengo una llamada exploratoria con un cliente potencial una de las primeras cosas que le pregunto es: “¿qué quieres alcanzar?” Es una pregunta de respuesta amplia y hay que saber cómo manejarla.



Los sueños de los clientes pueden ser grandes o pequeños, pueden ser realistas o ilusorios, pueden ser alcanzables o no. Por esa razón, cuando me dicen qué quieren lograr, yo transformo sus palabras en metas Smart, para saber cómo se construyen estas metas, clic aquí.

El prospecto quizá tenga claro lo que quiere lograr, pero probablemente no tendrá la meta definida como la agencia la necesita. Por eso, es vital que cualquier negocio tenga sus metas establecidas así la agencia podrá hacer un plan para alcanzar esos objetivos.

2.- Disponer de tiempo para gerenciar

He tenido muchos clientes que después de contratar los servicios de mi agencia, se pierden. No responden mensajes, ni llamadas (menos correos), literalmente se desaparecen y nos dejan algunas partes del trabajo detenidas por su falta de comunicación.

Gerenciar tiene que ver con que el cliente debe estar presente y trabajar en conjunto con el equipo de la agencia para llevar a cabo proyectos, estrategias, revisiones, aprobaciones, entre otros.

Para mí, como directora de una agencia de marketing, es difícil mantener una sana relación con un cliente que no se comunica o que no muestra interés en aportar su visión de negocio al equipo que le ayuda con sus plataformas digitales.

Para solucionar esta situación?: si el cliente carece de tiempo puede poner a alguien de su confianza a gerenciar su marca y que esta persona pueda también mantener esa comunicación constante con la agencia de marketing.

3.- Tener definido el target audience y buyer persona

Definir el target audience (público objetivo) y el buyer persona es un paso necesario para cualquier negocio. ¿Quiénes son las personas que van a comprar tus productos o servicios?

El público objetivo son un grupo de personas con características demográficas o intereses en común. En cambio, el buyer persona es el prototipo de cliente ideal, es una representación ficticia de ese cliente que la marca quiere tener.

Para solucionar esta situación?: Si el cliente no tiene su audiencia definida, puede solicitarle a la agencia de marketing que le desarrolle este aspecto. Si no se tiene la audiencia definida la agencia no puede prestar un servicio correctamente, no puede crear contenido con propósito, no puede diseñar estrategias, entre otros.

4.- Tener un presupuesto para invertir en anuncios

Invertir en anuncios publicitarios es una estrategia infalible, es por ello que, tener un presupuesto destinado para invertir en anuncios es ideal para que cualquier agencia de marketing pueda generar resultados.

Invertir dinero en campañas publicitarias es una sabia decisión que le permite a los negocios crecer de forma inteligente, incrementar su audiencia, aumentar ventas, posicionarse en un mercado, entre otras ventajas.

Aquí puedes leer 8 razones para invertir en anuncios publicitarios con Meta.


5.- Es vital comprometerse por al menos 6 meses de contrato

El servicio de social media management (gestión de redes sociales) es un trabajo que toma tiempo en generar resultados.

Generalmente le explico a mis clientes que después de unos meses (3 o 4) ejecutando al pie de la letra las estrategias definidas, es que se puede empezar a ver los frutos de los esfuerzos realizados.

Esto quiere decir que el cliente debe ser paciente y entender que el hecho de pagar un servicio a una agencia, no quiere decir que esto genere efectos inmediatos.

Para solucionar esta situación?: Si el cliente no puede comprometerse con un contrato, mejor no buscar una agencia para ejecutar acciones. Una solución idónea es contratar equipo in house y por supuesto, ir rápidamente al punto 10 de este artículo.

6.- Es un servicio no una contratación de empleados

Muchas agencias se ven en la necesidad de prescindir de un contrato con el cliente por el mal trato que reciben. Muchos clientes por su parte tienen el concepto erróneo de cómo trabajar con una agencia.

La realidad es que el cliente está contratando una agencia que presta un servicio y no está contratando empleados de nómina. Esto hace una gran diferencia.

Cuando se adquiere un servicio se tiene que manejar un trato igualitario, entre pares. No hay jerarquías. La relación correcta es: cliente-empresa de servicio. Los cargos de jefes solo existen dentro de la empresa del cliente, estos cargos (aunque sean de managers) no están por encima de ninguna persona dentro de la agencia que presta el servicio.

7.- Confiar en la agencia

“Confío en ustedes, ustedes son los expertos”, cuando un cliente le dice esto a la agencia con la que trabaja, es sinónimo de que el cliente confía en el servicio contratado, en su experiencia y conocimiento.

No obstante, si el cliente siempre quiere tener la razón, le lleva la contraria a los miembros de la agencia, no acepta sugerencias y tampoco se deja asesorar, sino que hace lo que quiere; definitivamente es un cliente tóxico que no confía en la agencia que contrató.

En este último caso, lo mejor es conversarlo y si la situación se mantiene igual o se complica, es mejor terminar la relación contractual, ya que un cliente así lo que necesita es contratar personas que hagan lo que él quiere y estar a disposición de su ego (lo cual no es para nada correcto).

Lo cierto es que esto difícilmente se puede solventar si no hay un cambio de actitud por parte del cliente, y como siempre digo, ninguna suma de dinero puede equipararse a tener paz mental, así que lo mejor es no trabajar en lo absoluto con personas así.


8.- Tener claro el porqué de tu marca

El porqué de una marca es la fuente de donde surgen todas las motivaciones. El porqué es ese propósito más grande que dirige nuestras acciones y nuestro enfoque. Para mí, es vital definir el propósito de las marcas que asesoro porque sin él, no llegaremos muy lejos.

Se puede crear mucho contenido y tener una buena estrategia de marketing, incluso hasta puede que las marcas tengan muchos clientes y les vaya bien, pero todo esto sólo crea una felicidad temporal, pero cuando se tiene claro el propósito, se puede conseguir satisfacción a largo plazo lo que eventualmente le dará sentido a todo.

Para comprender mejor la importancia de definir tu porqué lee este artículo

9.- Tener tiempo para aportar en la creación de contenido

Las empresas y negocios deben ponerles un rostro a sus comunicaciones, al contenido y al mensaje que transmitan, mostrar a su equipo de trabajo, usar el elemento humano, porque ¿sabes una cosa? Las personas conectan con personas.

Es por eso, que cuando estos negocios contratan lo servicios de una agencia de marketing deben estar preparados para aportar en el proceso de creación de contenido facilitando la grabación de videos o la toma de fotos para la agencia o en otros casos, enviando material en bruto que la agencia pueda editar y mejorar para su publicación.

Las marcas personales también deben estar conscientes que la creación de contenido es una parte vital de su trabajo.

Al contratar agencias de marketing, las marcas personales pueden buscar una guía, un apoyo, cerebros creativos que aporten ideas, manejo y ejecución de proyectos, etc., hay muchos motivos, pero lo importante es que para lograr resultados la marca personal debe comprometerse a generar contenido de forma constante.

También puede ocurrir que la marca personal no tenga una estrategia de contenido que involucre el formato video, no obstante, sí debe aportar un elemento fundamental: su conocimiento.

10.- Contrata una asesoría conmigo

Este artículo no podría estar completo si no te hiciera esta recomendación. A ver, como directora de una agencia sé a lo que me enfrento cuando mis clientes llegan sin ninguna asesoría previa, por eso, cada vez que puedo les recomiendo que se tomen una asesoría que les permita saber exactamente qué dirección tomar luego con un equipo de trabajo (de la agencia).

El cliente siempre sabe lo que quiere, pero pocas veces sabe cómo lograrlo y es ahí cuando un profesional en marketing le puede dar enfoque y dirección a todas sus ideas sueltas. Una asesoría es una inversión, no un gasto.

Si llegaste hasta acá, pásate por mis planes de asesoría 1-1 ¿te animas a tener una marca poderosa con mi ayuda? ? Haz clic aquí.

¿Vale la pena el marketing de influencers?
El talento nunca es suficiente